En la imagen, el presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, el cardenal Leopoldo Brenes. EFE/Archivo

Más

Managua, 30 may (EFE).- El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, el cardenal Leopoldo Brenes, celebró hoy el acuerdo alcanzado para la creación de un grupo independiente que investigue los hechos de violencia ocurridos en el país desde el pasado 18 de abril, que han dejado 83 muertos.

"Ya la Conferencia Episcopal había dicho que era interesante e importante que pudiera haber un organismo internacional para investigar esas muertes. Es bien importante para la salud y la tranquilidad de todos los nicaragüenses", aseguró el arzobispo en una conversación con Efe.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) acordó este miércoles con la Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH) y el Gobierno de Nicaragua crear este equipo, que estará formado por cuatro personas y que tendrá como objetivo analizar las líneas de investigación y hacer recomendaciones de acciones respecto de los distintos niveles de responsabilidad jurídica.

Brenes, nacido en la ciudad de Ticuantepe el 7 de marzo de 1949, celebró este consenso, "uno de los clamores de la población" y uno de los puntos que se ha establecido en el diálogo nacional en el que la Conferencia Episcopal actúa como mediadora, un mecanismo que ahora está suspendido y que todavía no se sabe cuándo se reanudará.

A su juicio, esta anuencia del Gobierno de Nicaragua a permitir la entrada de este grupo de expertos, que será financiado íntegramente por la OEA, es una muestra del compromiso aceptado para que "se dé respuesta" a la ola de violencia que se vive en el país y una de las recomendaciones que la CIDH recogía en su informe tras realizar una visita "in situ" a Nicaragua.

"De una u otra forma, el Gobierno, aunque no de forma oficial pero sí oficiosa, ha dicho que aceptaba las recomendaciones de la Comisión", añadió el cardenal, quien calificó como "positivo" que se siga dando respuesta a la visita de la CIDH para atender el "dolor" que dejan esas muertes.

Cuestionado por su opinión respecto a las declaraciones de dos de los empresarios más exitosos del país, Carlos Pellas y Roberto Zamora, en las que solicitaban el adelanto de elecciones para superar la crisis sociopolítica, Brenes se mostró partidario de respetar esta "opinión personal" y prefirió no entrar en más detalles.

No obstante, sí señaló que el trabajo que hay por delante es "mucho más amplio" y que todas las opiniones que vienen a "fortalecer" la paz "son positivas" para lograr la "estabilidad".

El diálogo nacional entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia -que aglutina al sector privado, sociedad civil, estudiantes y campesinos-, está congelado a la espera de su anunciada reactivación con temas importantes sobre la mesa como la democratización del país o la desinstalación de los bloqueos en las carreteras.

Nicaragua cumple este miércoles 43 días de una crisis que ha dejado al menos 83 muertos y que se desató el pasado 18 de abril con grandes manifestaciones en favor y en contra del presidente, Daniel Ortega.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more