La resolución pide al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, un informe para el próximo 30 de junio en el que se dictamine si los combates se han detenido y si las partes del conflicto han llegado "a un acuerdo político viable". EFE/Archivo

Más

Naciones Unidas, 31 may (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy una resolución que amenaza a Sudán del Sur con más sanciones, entre ellas un embargo de armas, si no cesan rápidamente las hostilidades entre el Gobierno y la oposición armada.

La medida, impulsada por Estados Unidos, recibió el mínimo de nueve votos necesarios para salir adelante, mientras que seis países se abstuvieron.

La resolución pide al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, un informe para el próximo 30 de junio en el que se dictamine si los combates se han detenido y si las partes del conflicto han llegado "a un acuerdo político viable".

En caso negativo, el Consejo de Seguridad "considerará la aplicación" de una serie de sanciones, que incluyen un embargo de armas y castigos contra seis individuos.

Entre ellos figuran el ministro de Defensa, Kuol Manyang Juuk, y el de Información, Michael Makuei, junto a otros responsables del Gobierno y el Ejército.

También aparece en la lista Koang Rambang, un cabecilla de la oposición armada de Sudán del Sur y gobernador del estado de Bieh.

De aprobarse las sanciones, todos ellos verían sus fondos congelados y tendrían prohibido viajar fuera del país.

Estados Unidos lleva meses defendiendo la necesidad de tomar medidas contra Sudán del Sur y reclamando específicamente un embargo de armas ante la falta de avances para resolver el conflicto en el país.

El conflicto en Sudán del Sur estalló en diciembre de 2013 entre las fuerzas del presidente Salva Kiir, de la etnia dinka, y las leales a su entonces vicepresidente, Riek Machar.

Ambos alcanzaron un acuerdo de paz en Adis Abeba en 2015 que llevó a la creación de un Gobierno de unidad, pero en 2016 se reanudó la violencia.

Un cese de hostilidades entró en vigor en todo el país el pasado diciembre, pero desde entonces tanto el Ejército como los rebeldes se han acusado mutuamente de la continuación de los ataques.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, insistió hoy en que el Consejo de Seguridad debe dejar de "poner excusas" y dar "verdaderos pasos para terminar el conflicto".

"Estados Unidos ha perdido la paciencia. El 'statu quo' es inaceptable", insistió.

Otros países como Rusia, sin embargo, consideraron que el tono de EE.UU. es contraproducente y que imponer sanciones cuando las partes están negociando para poner fin al conflicto no ayuda.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more