• Israeli troops stand guard near the scene of an attempted ramming attack near the Ibrahimi Mosque, known as the Cave of the Patriarchs, in the West Bank city of Hebron, 02 June 2018. The Israel Defense Forces (IDF) said that Israeli soldiers opened fire and killed Palestinian Rami Wahid Hasan Sabarna, 36, who was driving a skid loader after he reportedly attempted to ram Israeli forces guarding the entrance to Cave of the Patriarchs in the southern part of the occupied West Bank. EFE

1 / 2Israeli troops stand guard near the scene of an attempted ramming attack near the Ibrahimi Mosque, known as the Cave of the Patriarchs, in the West Bank city of Hebron, 02 June 2018. The Israel Defense Forces (IDF) said that Israeli soldiers opened fire and killed Palestinian Rami Wahid Hasan Sabarna, 36, who was driving a skid loader after he reportedly attempted to ram Israeli forces guarding the entrance to Cave of the Patriarchs in the southern part of the occupied West Bank. EFE

Jerusalén, 2 jun (EFE).- El Ejército israelí investiga la muerte de la palestina Razan al Najar, de 21 años, que recibió un disparo en el pecho efectuado por soldados israelíes mientras trabajaba como voluntaria para los servicios médicos de emergencia en las protestas del viernes cerca de la frontera entre Gaza e Israel.

"Los casos en los que civiles mueren presuntamente por disparos del Ejército son examinados en profundidad y comprobados por el Mecanismo de Investigación de Información del Estado Mayor. Lo mismo se aplica sobre este supuesto incidente. Los hallazgos son después transferidos a la Abogacía militar general", se indica en un comunicado militar.

Este viernes, el décimo desde que comenzaron las movilizaciones de la denominada Marcha del Retorno, miles de palestinos se congregaron en la valla fronteriza entre Gaza e Israel, donde estallaron disturbios.

"Los terroristas dispararon contra las fuerzas del Ejército y la valla de seguridad, colocaron una granada y lanzaron artefactos explosivos", se indica en la nota.

Asimismo, en la nota se indica que los militares israelíes "intervinieron para defender la valla de seguridad y proteger a los civiles y las comunidades israelíes, y su actuación se llevó a cabo de acuerdo con los procedimientos normales establecidos."

"El Ejército trabaja constantemente para extraer lecciones operativas y reducir el número de víctimas en la zona de la verja de seguridad de Gaza. Desafortunadamente, la organización terrorista Hamás, deliberada y metódicamente pone a los civiles en peligro", se indica en la nota en referencia al grupo islamista palestino, que controla la franja desde 2007.

En el comunicado, el Ejército israelí criticó a Hamás, a la que acusa de usar las protestas para poder dañar la línea divisoria, infiltrarse en el país y cometer ataques.

Hoy, miles de personas acudieron al funeral de la sanitaria, celebrado en la ciudad de Jan Yunis, al sur de Gaza.

Varios representantes de agencias de la ONU, incluida la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, el Alto Comisionado de los Derechos Humanos y la Organización Mundial de la Salud, condenaron la muerte de la joven voluntaria.

A las condenas se sumó el ministerio palestino de Sanidad, que acusó a Israel de cometer "una clara violación de las normas del derecho internacional humanitario y la Cuarta Convención de Ginebra".

Según el ministerio de Sanidad de Gaza, las tropas israelíes "apuntaron a un grupo de civiles desarmados", los sanitarios iban identificados con batas blancas y hacían señales con las manos para mostrar que estaban vacías mientras evacuaban a los heridos.

A la vista de lo ocurrido, el ministerio recabó la protección de las organizaciones internacionales para los equipos médicos.

Según datos ministeriales, 119 palestinos han muerto durante las protestas o en incidentes violentos junto a la frontera, y 223 trabajadores médicos han sido heridos.

Mañana se ha convocado una manifestación para rendir homenaje a Al Najar en Ramala, en el territorio ocupado de Cisjordania.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more