Tres jóvenes lanzan un mortero en un enfrentamiento con la Policía Nacional en la ciudad de Masaya (Nicaragua) el sábado 02 de junio de 2018, durante el día número 46 de protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega. EFE

Más

Managua, 3 jun (EFE).- El Gobierno de Nicaragua reiteró hoy su voluntad de seguir apostando por el diálogo nacional para retomar la paz en el país, siguiendo así el legado del cardenal emérito Miguel Obando y Bravo, fallecido este domingo.

"Al consignar su tránsito a ese otro plano de vida, comprometidos con su legado, confirmamos al santo padre Francisco, a su eminencia reverendísima el cardenal Leopoldo Brenes, a toda la Conferencia Episcopal de Nicaragua y a todas las familias nicaragüenses, nuestra confianza en el diálogo nacional", aseguró el Ejecutivo.

En el comunicado, firmado por el presidente Daniel Ortega, y la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, se asegura que esta es la única vía para "retomar la paz y el bien común en Nicaragua", un país en el que hoy se cumplen 47 días de una crisis, la más sangrienta desde la década de 1980, que ha dejado al menos 108 muertos y cerca de un millar de heridos.

La pareja presidencial, que lamentó el deceso del cardenal emérito este domingo a los 92 años y decretó tres días de duelo nacional, confirmó su "absoluta disposición de continuar trabajando por el diálogo, la justicia, la democracia y la paz".

Obando y Bravo, quien fue declarado "Prócer de la Paz y la Reconciliación" de Nicaragua por la Asamblea Nacional en 2016, murió a las 03.48 hora local de este domingo (09.48 GMT), según informaron medios del Gobierno.

El cardenal emérito nicaragüense, un polémico líder de la Iglesia católica, fue presidente la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia del Gobierno sandinista y fue condecorado hace seis años por el presidente Ortega con la orden de la independencia cultural Rubén Darío.

"La paz es posible a través del diálogo y la reconciliación desde la persona, la familia y la comunidad", agregó el Gobierno de Ortega, quien dijo que Obando y Bravo deja un "invaluable" legado y un "camino" que deben "seguir recorriendo".

Precisamente el papa Francisco expresó este domingo su dolor por los actos violentos que se están produciendo en Nicaragua como consecuencia de la crisis sociopolítica, e hizo un llamamiento para que se retome el diálogo, se respete la libertad y la vida de las personas.

El papa Francisco realizó estas reflexiones momentos después del rezo del Ángelus dominical, desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano y ante miles de fieles que se congregaron en la plaza de San Pedro del Vaticano para escucharle.

Francisco dijo que reza "por las víctimas y por sus familias" en Nicaragua y afirmó que "la Iglesia es siempre partidaria del diálogo", que requiere de "un compromiso activo para que se respete la libertad y ante todo la vida".

El diálogo nacional entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia -que aglutina al sector privado, sociedad civil, estudiantes y campesinos-, está congelado a la espera de su anunciada reactivación con temas importantes sobre la mesa como la democratización del país o la desinstalación de los bloqueos en las carreteras.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more