Según el informe de AI, los cuatro años de dominación del EI en Al Raqa estuvieron repletos de crímenes de guerra, incluido el uso de civiles como escudos humanos, pero "lo que arrasó la ciudad y mató e hirió a tal cantidad de civiles fue el uso reiterado que hizo la coalición de armas explosivas contra zonas pobladas donde sabía que había población civil atrapada". EFE/Archivo

Más

Washington, 5 jun (EFE).- La Coalición Internacional que combate al terrorismo islamista en Siria e Irak rechazó hoy las acusaciones de Amnistía Internacional (AI) de que la recuperación militar de la ciudad siria de Al Raqa supuso un auténtico "exterminio".

En un informe divulgado hoy titulado "Guerra de exterminio. Devastadores estragos en la población civil de Al Raqa", la organización humanitaria acusó a la alianza liderada por Estados Unidos de la muerte de cientos de civiles debido a los bombardeos.

El coronel Thomas Veale, director de Relaciones Públicas de la alianza, rechazó esas alegaciones en una teleconferencia que pudo ser seguida desde el Pentágono, y aseguró que desde el comienzo, en 2014, de la operación 'Inherent Resolve' ('Resolución Inherente') el alto mando "siempre" ha procurado minimizar las bajas civiles.

"Estamos comprometidos con un proceso meticuloso de localización de los objetivos. Siempre hemos perseguido minimizar los daños a las infraestructuras civiles", dijo Veale.

El militar defendió, además, la "transparencia" de la Coalición, que divulga un informe sobre todos sus ataques de manera semanal y otro sobre bajas civiles mensualmente.

En cualquier caso, Veale aseguró que en base a las alegaciones realizadas por AI, que cita ataques a objetivos civiles que no habían sido recogidos en los distintos informes de la alianza, la coalición internacional ha decidido volver a investigar algunos casos que habían sido clasificados como "no creíbles".

"La afirmación de la coalición de que su campaña aérea de precisión le permitió bombardear al Estado Islámico para expulsarlo de Al Raqa causando muy pocas víctimas civiles es insostenible", indicó Donatella Rovera, de AI, al presentar el informe.

Veale criticó a la organización humanitaria por no haberse reunido con representantes de la coalición y desconocer el proceso de selección de objetivos por parte del Ejército, y por acusar a la alianza de haber violado las leyes internacionales.

"En otras palabras, nos consideran culpables hasta que se demuestre nuestra inocencia. Esto es un movimiento retórico burdo por parte de una organización que yerra a la hora de comprobar los informes públicos o de dialogar con los acusados", dijo.

Asimismo, el coronel quiso refutar otra de las alegaciones del informe de la organización, que sostiene a que la coalición colaboró en la evacuación de Al Raqa de combatientes del Estado Islámico cuando la ciudad fue liberada el pasado mes de octubre.

"La evacuación de Al Raqa se produjo debido a un acuerdo entre líderes locales y líderes del Estado Islámico. Dejamos muy claro que no aprobábamos este acuerdo. Pero en todo caso, y esto ya lo hemos dicho en público anteriormente, trabajar con socios implica aceptar soluciones locales para problemas locales", zanjó Veale.

Según el informe de AI, los cuatro años de dominación del EI en Al Raqa estuvieron repletos de crímenes de guerra, incluido el uso de civiles como escudos humanos, pero "lo que arrasó la ciudad y mató e hirió a tal cantidad de civiles fue el uso reiterado que hizo la coalición de armas explosivas contra zonas pobladas donde sabía que había población civil atrapada".

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more