• Nicaragüenses residentes en El Salvador se manifiestan a las afueras de la embajada de Nicaragua, en San Salvador (El Salvador). EFE

1 / 2Nicaragüenses residentes en El Salvador se manifiestan a las afueras de la embajada de Nicaragua, en San Salvador (El Salvador). EFE

San Salvador, 5 jun (EFE).- Los jesuitas de la Universidad Centroamericana (UCA) de El Salvador instaron hoy al Gobierno de Nicaragua a entablar un diálogo "sincero" para acabar con la crisis sociopolítica que ha dejado al menos 127 muertos y más de un millar de heridos en protestas antigubernamentales.

Autoridades de la UCA llegaron este martes a la Embajada de Nicaragua en El Salvador para entregar una carta en la que muestran su preocupación por la situación que se vive en ese país y que ha afectado a miles de estudiantes universitarios.

El director de Proyección Social de la Universidad Centroamericana, Omar Serrano, explicó a Efe que con el documento, esta institución llama al Gobierno nicaragüense a "entablar un diálogo de verdad, sincero y con todas las garantías para lograr un alto inmediato a la represión contra la ciudadanía y la comunidad universitaria".

"Es difícil llamar a la calma y al diálogo cuando se está reprimiendo a la gente (…) consideramos que un alto inmediato a la represión y a la persecución contribuiría a comenzar un diálogo sincero con todos las garantías y con la presencia de observadores internacionales", amplió.

Serrano expresó que el Ejecutivo nicaragüense "no debe defender la democracia con balas, ni con bombas. No se puede argumentar ser un Gobierno cristiano y socialista cuando se está reprimiendo a la población".

El director de Proyección Social de la UCA añadió que esta institución de educación está "sumamente" preocupada por la violación a los derechos humanos que han sufrido estudiantes universitarios y por las "amenazas de muerte" que se han hecho al padre José Alberto Idiáquez, rector de la Universidad Centroamericana (UCA) de Nicaragua.

"Sabemos que el rector de la UCA en Nicaragua ha sufrido amenazas de muerte por la labor conciliadora que ha desarrollado, por lo que exigimos al Gobierno de Nicaragua que pare todo tipo de represión y se respete los derechos humanos de todos", agregó.

El pasado 16 de mayo se comenzó un diálogo nacional en Nicaragua, el cual fue suspendido tras la propuesta de los sectores civiles de adelantar las elecciones en Nicaragua como vía para superar la crisis, lo que el Gobierno de Daniel Ortega tildó de "golpe de Estado".

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua, que este martes cumple 49 días, ha dejado al menos 127 muertos y más de un millar de heridos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las protestas contra el presidente Ortega, y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se han convertido en una reclamación que pide su renuncia entre acusaciones de abuso de poder y corrupción.

RebloguearCompartirTuitearCompartirRead more